Siempre se nos dice que debemos comer cinco frutas y verduras al día. Sin embargo, no siempre es buena idea conformarse con lo que está en temporada y comer manzanas y puerros durante todo el invierno.

Así que en verano, cuando los cubos del mercado rebosen de albaricoques, fresas o cerezas, no dude en preparar una pequeña reserva de sus dulces sabores.

Descubra nuestros consejos para consumir las frutas y verduras del verano… ¡todo el año!

Cómo congelar correctamente las frutas y verduras frescas

Congelar la fruta y la verdura le permitirá conservar todos sus nutrientes durante varios meses. Se pueden congelar enteras, pero también en compota o coulis.

Córtelos en trozos (excepto las frutas pequeñas, como las frambuesas, que pueden permanecer enteras).
Sécalos bien si los has lavadoLlenar pequeñas bolsas de congelación, evacuando todo el aire posible antes de cerrarlas

Colóquelos en el congelador.

El pequeño consejo extra:

La mejor manera de descongelarlas es dejarlas en la nevera antes de comerlas o cocinarlas (unas 6 horas para 500g).

La receta de las mermeladas caseras

  • Ciruelas, frambuesas, ruibarbo, elija su sabor y siga nuestra receta para obtener una deliciosa mermelada:
  • Poner en una cacerola unos 800 g de azúcar para 1 kg de fruta (sin hueso)
  • Dejar que se conserve a fuego lento durante unos quince minutos
  • Durante este tiempo, esterilice los tarros de cristal sumergiéndolos durante 20 minutos en agua hirviendo o metiéndolos en el horno durante ¼ de hora a 140°.
  • A continuación, llevar la mezcla a un hervor suave, removiendo regularmente para evitar que se pegue.
  • Dependiendo de la fruta, deje entre 20 y 45 minutos de cocción.