En París, activistas medioambientales entraron en el Palais Brongniart para denunciar las inversiones de BNP Paribas en combustibles fósiles.

Unos cuarenta activistas de las asociaciones ecologistas Amigos de la Tierra y Alternatiba París vertieron pintura negra al óleo en las escaleras de la Bolsa de París.

Anna-Lena Rebaud, activista de la ONG Amigos de la Tierra: «Hemos venido hoy para el Día de la Financiación del Clima, que es una reunión de un montón de actores financieros privados, durante la cual vienen a comprarse una conciencia ecológica, a hablar de sus compromisos por el clima, cuando detrás no hay ninguna política realmente ambiciosa que se aplique para limitar el empeoramiento de los trastornos climáticos».

Las tres ONG Oxfam, Amigos de la Tierra y Notre Affaire à Tous, acusan a BNP Paribas de incumplir su «deber de diligencia» en materia de riesgos medioambientales y amenazan al banco con emprender acciones legales.

Por su parte, el banco afirma que la producción de petróleo y gas sólo representa el 1,3% de los préstamos que concede.